next up previous contents
Siguiente: Saliendo del sistema Subir: Uso de Linux Anterior: Entrada en el sistema   Índice General

Cambiando la palabra de paso

Para asegurar que ninguna otra persona que trabaje en el mismo ordenador pueda enviar un mail o modificar, borrar o copiar nuestra información entrado en Linux con nuestra identidad, debemos poner una buena contraseña. ¿Qué quiero decir con una buena contraseña? Una que sea difícil de adivinar a cualquiera que pretenda entrar en tu cuenta. No pongas nunca como contraseña:

Como regla general debes poner una contraseña que sea una combinación de letras, números y símbolos especiales del teclado (por ejemplo $ $=$, $($, #, etc.). Para que te hagas una idea, fíjate algunas combinaciones buenas que podemos hacer con la palabra Jose, el número 52 y el símbolo #.

   52#Jose       5#2Jose       Jo#52#se       5#Jose#2

Las contraseñas deben cambiarse cada cierto tiempo. Cuando nos identificamos introduciendo la contraseña, alguien puede ver algunas de las teclas que hemos pulsado. Cuantas más veces escribamos nuestra contraseña, mayor probabilidad hay de que alguien la descubra. Para cambiar nuestra contraseña tenemos que pedirselo a Linux. Para esto le decimos a Linux que queremos ejecutar la orden passwd.

$ passwd
Changing password for alumno200
(current) UNIX password:_

Lo primero que nos pide Linux es que le demos la contraseña que tenemos puesta hasta ahora. Lo pide como medida de seguiridad ya que podría ocurrir que nos levantemos del ordenador un momento y que algún gracioso intente aprovechar para cambiarnos la contraseña. Después de darle la contraseña correcta, Linux nos pide dos veces consecutivas la nueva contraseña (lo pide dos veces por si acaso hemos pulsado mal alguna tecla y ponemos una contraseña diferente de la que realmente queríamos poner).

$ passwd
Changing password for alumno200
(current) UNIX password:
Enter new UNIX password:
Retype new UNIX password:

A partir de este instante, la próxima vez que entremos en el sistema deberemos dar a Linux la nueva contraseña. Si nos olvidamos nuestra contraseña, debemos pedir al encargado del laboratorio que nos la cambie. Utilizando una identificación especial, puede actualizar nuestra contraseña, aunque ni siquiera él puede consultar la que teníamos antes. Esto nos permite utilizar la misma contraseña en diferentes ordenadores y que ni siquiera los instaladores o gestores de esos ordenadores puedan conocerla.


next up previous contents
Siguiente: Saliendo del sistema Subir: Uso de Linux Anterior: Entrada en el sistema   Índice General
Javier Miranda 2002-10-03